Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 25 de junio de 2008

Crónica del Huracán Pauls

Este huracán es diferente de todos los que se conocen hasta hoy. Tiene nombre masculino, estremece corazones y no edificios, su radio de acción es casi planetario y además no para de soplar ...
Si asolara Macondo no sería tan extraño.Si borrara del mapa algún pueblo olvidado,no merecería una crónica.
Su originalidad le viene quitando el sueño a varios investigadores y no sólo a hombres de ciencia. Además de médicos, ingenieros, biologos, ha afectado ya a profesores, empresarios y artistas.
Un grupo de brasileños, del cual consta un médico,un veterinario,un actor y un pai de santo,han conseguido definir los principales síntomas del síndrome Pauls, que acomete a los sobrevivientes del huracán mencionado:
1) en jaqueca constante con aumento del dolor en los siguientes casos;
-con la humedad,
-en ceremonias de entrega de premios literarios
-en las cercanias del barrio porteño de Palermo

2) compulsión por entrar en internet : 60 % de los afectados ha entrado en internet,en contra de su propia voluntad en momentos como:
-pleno almuerzo
-3 de la mañana
-en pleno baño

3) insomnio y perdida de apetito.El primer síntoma se ve agravado con pesadillas con los siguientes temas:
- casas nocturnas donde seres monstruosos danzan frenéticamente solos
-horribles criaturas que aniquilan sus víctimas con armas letales como amnesia, futilidad, ignorancia y pedantería
- imágenes psicodélicas de crueles humanoides que vomitan no sólo basofia pero también improperios en varios idiomas

La situación, subrayan los investigadores, se ha tornado alarmante devido a que:
- No existen hasta el momento vacunas disponibles
-los propios afectados se niegan a usar, ansioliticos disponibles en farmacias,con recelo de perder lo que aún les restó,que es el espíritu crítico y la sensibilidad

ALERTA: si usted ya mantuvo contacto con alguna de las víctimas, sepa que:
-el contagio es inmediato
-los únicos medicamentos recomendados,pese a que no están a la venta en farmacias, son:
  • intercambio de mails con compañeros del liceo( aunque usted se pregunte como puede compartir algo con personas cuyo nombre apenas recuerda,no se preocupe.Hay casos comprobados de mejora de los síntomas después de compartir mails,sugestiones,ideas geniales,emociones,boludeces ,etc)
  • ingesta de cacao y/o vino
  • lecturas de grandes escritores como Borges, Cortázar, Gelman, Saer....la lista es larga pero no incluye intelectuales arrogantes...........eruditos pueden ser genios pero no necesariamente grandes escritores....
Nota: Este mensaje se auto destruirá en 100 años. Fue escrito por una dama que se arrepiente de haber sido tan tímida en la época del Lycée. Caso contrario, hoy tendría muchos viejos amigos argentinos.
La mencionada dama jura que escribío esta crónica sin usar ningún alucinógeno. Apenas su fértil imaginación. Aclara que nunca necesitó drogarse, pero no juzga a quien ya lo hizo. Juzgar no cabe a nosotros. Creo que llegó la hora de la unión, de la paz, de compartir el dolor y la risa , de ser más humanos... Por eso es que he aumentado mi número de entradas en la red... a las 3 de la mañana, a la hora del almuerzo......jejeje
Abrazo y saudades,
Sophie

lunes, 23 de junio de 2008

Poesia

La culpa la tiene Roger que dijo que lo ponga en Blog.
Comparto tres.
En general escribo poesia en Ingles (porque pienso en Ingles) asi que estoy lentamente traduciendo poemas.
Pero ya tengo una coleccion en Español que algun dia formara parte de un libro: "Rastros".

Rastros

De tanto en tanto
Una duda intensa
Me apresa en sobresalto.
Por qué este afán,
Este correr sin rumbo,
Esta ansia insaciable?
Trato lo imposible:
Resolver en esta pizca de vida
Un misterio de milenios.

A veces, me detengo
Por un instante interminable,
A considerar mis huellas.
No quiero dejar un rastro
De memorias mustias,
fotos amarillentas
De antepasados sin nombre.

Quiero que mis pasos
trasciendan el tiempo.
No importa cuan profundas
Sean mis pisadas,
Ni cuan largas ni anchas,
Con tal que perduren.
Quiero regar experiencias
Salpicadas en verso,
En risas polvorientas,
En lágrimas cortantes,
En palabras que laten
Con furia de viento.

Rastros.
Quiero dejar rastros.

Monique Cerundolo 5/25/06



Mar adentro

El mar se despertó hirsuto,
Enmarañado de espuma
Y fastidiado de olas.
Duele el agua en cicatrices
De piedra.

Sobre el horizonte,
Se bambolean
Con hipo salado
Minúsculos botes borrachos
De viento.

Pasan las horas
Cortadas por alas
Y el chirriar de gaviotas
Que no saben peces
En el mar.

Bebo rayos de sol
Sobre peñasco llagado
Por tiempo, acurrucada
Entre piedra y marea, entre
Ayer y hoy.

Hace tiempo que camino
Este sendero, que sigo
Mis huellas, que vuelvo
Cuan salmón río arriba,
A su origen.

Las rocas y el mar
Conocen mi tristeza
Perdonan mi amargura
Comprenden los pedazos
Que perdí.

Y me reciben, aire
Y agua abiertos,
Con amplios hombros
Mientras de mis ojos cabizbajos
Fluye mar.

Monique Cerundolo, 5/24/07


Tango

Que la vida es un tango...
¿y el tango?
Queja lastimera borbotando
por las calles dormidas.

Notas grises que vuelan
bajo faroles
entumecidos de espera.

¿Y el tango?
Pasión entrelazada,
frenesí de caricias
disfrazadas de baile.
Nostalgia derramada,
sueños frustrados,
entre los pliegues llorones
de un amargo bandoneón.
Que la vida es un tango,
y el tango es la vida,
es un llanto que canta,
que implora y se estanca;
y luego se pierde
como nota truncada
convertida en verso,
en gemido, en danza.

Monique Cerundolo, 11/20/06